Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Cuentame como se crearon las estrellas

La noche estaba despejada, y un padre visualizaba un cielo lleno de estrellas. Sentado en la terraza de su piso, mientras se fumaba un cigarro, observaba cómo se difuminaba el humo; cómo se consumía una grisácea ceniza, resultado de la nicotina y el alquitrán que se metía en los pulmones. El hijo estaba tumbado en su cama, y en el silencio de la noche se escuchaba su llanto. Cigarro y llanto, llanto y cigarro, dos conceptos que podrían fundirse en uno. Le resultaba al padre cada vez más difícil hablar con su hijo sobre la vida y la muerte, sobre aquello que le inspiraba el humo de su cigarro, que se consumía como su propia alma. Se confundía pensando eso y sabía que su hijo no lo entendería por mucho que se esforzara en explicarle. Y como siempre, todo acababa reduciéndose a lo básico, a la muerte de su madre, la mujer de él.

Entradas más recientes

Imagen

Fuego enemigo

Imagen

La economía de las caricias

Imagen

El ostiao

Imagen

En realidad las salas de cine nunca morirán