Acalorados todos

Cualquier gesto en una persona. La sonrisa de un amigo, una palabra, un día de frío, un día de calor. A veces todas esas cosas nos hacen sentir. Y nos sumergen en un ciclo que nos hace ganar las ganas de vivir. Recordar que no somos nada por lo que seremos. Que también nos identifica un recuerdo. No sé, el calor asfixiante. Las ganas de frío.
Y muchas veces me acuerdo de todos los días acalorados de mi vida. Todas esas noches sin dormir que siempre han coincidido con el final de un curso. Casi siempre todo relacionado con buenas noticias. Otras veces metido en un hospital; las cosas de la vida.