Sobre las palabras





Hoy quería hablarte de las palabras. De su belleza, y su poder. De como a mí me gusta jugar con ellas, como si fueran la única distracción posible en este universo. A veces pienso que no sería nada sin la oportunidad de disfrutar con las palabras.
Su poder es inmenso, creo que puedo recordar alguna situación en las que una sola palabra se ha clavado dentro de mí como un cuchillo. Con las palabras he sentido la impotencia de no saber como expresar mis sentimientos. Y he llorado leyendo palabras. Porque detrás llevan una emoción que nos conecta. Las palabras generan energía y somos mejores seres humanos desde que conocemos las palabras.
Las palabras tienen el poder de destruirte o crearte. Nos creamos y creemos gracias a un relato. Argumentamos qué es lo que nos diremos en cualquiera de las situaciones posibles de nuestro futuro, incluso de nuestro pasado. Y aprender a respetar la palabra es tan importante como ser consciente de la vida, la naturaleza o el universo. 
No puedo predecir nada. No sé si seguiré juntando palabras, si escribiré por mucho más tiempo sobre el papel en blanco que no tiene vida. Estoy tan solo como tú, y sé tan poco como todos los demás. Pero me ha llevado mucho tiempo comprender que la palabra es la razón.
Y eso es lo que quería contarte hoy.



Suscribete a mi lista de correos

* indicates required

3 comentarios:

  1. Las palabras... tienen tanto poder como para despertar la mas bella de las emociones o como para encender la mas dañina de las pasiones; para dar esperanza asi como para perderlas... el poder de las palabras, tan claras para quien las dice, tan complejas segun los sentimientos de quien las recibe....
    Gracias Daniel, por cada palabra y sentimiento que pones en ellas.

    ResponderEliminar
  2. "Las palabras generan energía y somos mejores seres humanos desde que conocemos las palabras." :)... solo decirte que generan energía porque son energía nuestra que transmitimos transformándola constantemente. Las palabras que damos son lo que somos, con ellas abrimos o sellamos el mundo que vemos... y el que no vemos.

    ResponderEliminar