Tranquila


Poco a poco comprenderás los ciclos de la naturaleza. Me atrevo a decir que tus rutinas diarias no te dejarán apreciar su belleza. Porque quizá tú futuro sea más rápido y más precario que nuestro presente.
Tranquila. A mí también me queda mucho por aprender. Y recordar. Por eso, cuando observo como asimilas la oscuridad, te adaptas al medio, o dudas con las sombras, yo recuerdo.
Recuerdo aquellos momentos en los que , un poco más mayor que tú, me dormía con la luz encendida.
Ahora estás aprendido a caminar. Y a la par desarrollas el instinto y el afán de descubrir. No sé cuándo caminaras a través de la oscuridad. Pero deseo con todas mis fuerzas que llegado el momento, te duermas con un beso de buenas noches.

Comentarios